domingo, 5 de mayo de 2019

jalea de pitanga



Pitanga, ñangapirí, grosella, cereza de cayena, capulí, (“Eugenia uniflora”) esté en cosecha con el Verano, en casa nos gusta disfrutarla como fruta fresca y hacer postres. Aunque es una fruta con una semilla grande respecto a su tamaño en general, el sabor predominante de la misma, entre dulce, ácida y amarga la hace única. 

Se seleccionan las más maduritas. Se lavan bien y se colocan dentro de un recipiente con agua, y se lleva al fuego. Conforme se van cocinando, se va desprendiendo la semilla. Se deja unos minutos y se retira. En la misma olla se presiona para desprender todas las semillas  y se eliminan estas. 

La pulpa resultante se vuelve a poner al calor con igual cantidad de azúcar (es la receta básica para jales o mermeladas), o un poco menos si se prefiere. De aquí en adelante es solo mover con una paleta de madera, hasta conseguir que espese. Se retira del fuego, se pasa a un recipiente de vidrio grueso de preferencia y se deja enfriar. 

Es importante saber que una vez frío la mezcla endurece un poco más. Por lo que no se debe dejar mucho tiempo al fuego. Ya fría se envasa y se mantiene en refrigeración. Con pan o galletas es una delicia. 

4 comentarios:

Emilia María Quirós Umaña dijo...

Hola, muchas gracias, lo que buscaba lo encontré en excelente explicación.
No sabía si las semillas se quitaban antes de cocinarlas pero me resultó muy clara su explicación.
Hoy mismo recolecte como un kilo rojitas rojitas deliciosas espero así me quede la mermelada.
Mil gracias., 👏 👏 👍 😊🍝

Cocina Costarricense dijo...

Hola Emilia. También puedes quitar las semillas dentro de un recipiente con muy poca agua a temperatura ambiente y que quede solo la pulpa en el agua. La puedes licuar o así mismo la pones al calor con azúcar y dejas espesar.

Cocina Costarricense dijo...

Ah.... y con la jalea resultante la puedes usar como relleno de empanaditas

Unknown dijo...

Qué delicia. Muchas gracias por la receta. Estoy haciendo la jalea, espero que me quede tan rica como me la imagino. Le voy a poner clavo de olor y canela, a ver cómo me queda.

Sandra A.