lunes, 20 de mayo de 2019

amapola silvestre



En la Costa Rica de antaño, las cercas o divisiones de patios y jardines, se hacían con plantas y arbustos. Una de las más empleadas era la amapola. Esta planta ofrece variedades, desde la ornamental con flores abiertas y de varios colores, hasta la amapola silvestre o de montaña. Muy fácil de sembrar, por el intercambio de estacas leñosas inclinadas directamente sobre el suelo, siendo la época de invierno el mejor momento para  hacerlo.

La flor silvestre no abre por completo. Es roja y alargada. Al final de su base siempre conserva un líquido o néctar, que al desprenderse de la planta, se succiona directamente con la boca y es de un delicioso sabor dulce.

Las cercas de amapola bien podadas, hasta sirven para tender la ropa y secar al sol. Le da sombra a los animales domésticos y adorna muy bonito el jardín.

Como remedio casero, en los hogares se pone una olla con agua al fuego, se añade un puñado de flores y se deja hervir por 3 minutos. Se apaga y se deja reposar unos tres minutos más. Se pasa por colador y el "jarabe" resultante, se cree sirve para refrescar el estómago, cuando se ha comido  mucho dulce o hay un tipo de indigestión.

También se cree es bueno para ayudar a combatir la tos y tiene un efecto expectorante. Se puede tomar como una infusión en la noche y ayuda a relajar y dormir mejor. Se puede endulzar con miel de abeja o saborear de forma natural.




No hay comentarios: