lunes, 8 de marzo de 2021

camote morado

 El camote de cáscara clara y morado por dentro, conocido también como camote okinawa, es una de las nuevas variedades de este nutritivo tubérculo.  Aunque se considera que es Centroamérica el origen del mismo, la isla de Japón Okinawa es el mayor productor y exportador. De ahí que se le conozca de esta forma. 

El intenso color es una de las principales características de este camote, lo que se debe al alto contenido de antocianinas que se encuentran en esta raíz. Las antocianinas son los mismos compuestos que le aportan pigmento a las moras, los arándanos, las zanahorias moradas, entre otras frutas y verduras. También está el camote de color naranja en su parte interior. 

No es tan diferente en sabor al camote tradicional, pero si es bastante dulce y se puede emplear de igual manera en las diferentes recetas. Se cocina en agua con pizca de sal, con su cáscara hasta suavizar, se escurre, se deja enfriar un poco y se pela. De esta manera se puede comer directamente o disfrutarlo como puré, añadirlo en sopas, refrescos o batidos en leche. Me he decidido elaborar unas empanaditas y tartaletas con estos simpáticos camotes y aquí les comparto. 

La pasta es la tradicional: 3 tazas de harina, 2 barras de mantequilla*  y 1 caja de queso crema (*puede utilizar lactocrema). Se pica la mantequilla a temperatura ambiente con la harina, y al formar "borona" se añade el queso crema (o 1 caja de crema dulce).  Se forma una bola, se forra en plástico y se refrigera unos 20 minutos.


Al tiempo se estira, se forman los círculos.  Se barniza la orilla con clara de  huevo, una cucharadita de relleno, se cierran presionando con un tenedor. Se pinta con la yema y se lleva a horno precalentado (350°F / 180°C) por unos 12 minutos. Tiene que dejar enfriar sobre una rejilla antes de comerlas.

Para el relleno cociné los camotes en agua y sal. Los pelé y los puse en una olla al fuego con unas cucharadas de azúcar. Ahí se majan y se deja espesar, como entre puré y miel!. Solo unos minutos, se retira y se deja enfriar. Cada color por separado. Al camote anaranjado le añadí coco deshidratado para alternar y una cucharada de miel de abeja. Para las tartaletas se utiliza la misma base, se coloca el mismo relleno y se hornea por igual, quizá unos 15 máximo. 

No hay comentarios: